He decidido iniciar este blog con un relato de mis experiencias con GNU/Linux puesto que en la gran mayoría de publicaciones haré uso de este sistema.

Por allá hace como un año y medio era yo un sufrido usuario de Windows, con conocimientos aceptables sobre su funcionamiento y con varios virus de juguete escritos por diversión (si, escribir un virus es una excelente forma de conocer profundamente el funcionamiento de un sistema). Toqué los limites del sistema con frecuencia y me sentí limitado por estos varias veces.

Así que decidí probar el sistema Unix like del que tanto se hablaba… Y como en ese entonces no contaba con una conexión a Internet (la tengo desde hace apenas un mes atrás) salí al centro de mi ciudad y compre un CD de “Linux mint 4.0”. Para la fecha había salido “mint 7”, pero dado que no tenia una remota idea de todo aquello, compré lo primero que vi y que decía “Linux” en la portada :) . Llegue a casa y tras instalarlo y descubrir por donde se abre un terminal lo primero que escribí fue: “help” que al ser tan ingenuo yo, supuse que eso me diría ABSOLUTAMENTE TODO acerca de la consola del sistema (Como el terminal DOS de Windows). De inmediato supe que aprender el uso real seria más emocionante de lo que esperaba.

En fin, tras leer, leer y leer más, empecé a manejarme en la terminal y a probar otras distribuciones de las cuales, la que más me gusto fue Fedora debido a traía por defecto una gran cantidad de software, lo que me caía de maravilla al no contar con una conexión a Internet en casa, así que fue esa la razón de mi amor. Con Fedora aprendí el 95% de lo que sé actualmente.

Un par de días luego de obtener finalmente una conexión a Internet en casa estaba ansioso de beneficiarme de todo el conocimiento disponible ahí afuera , y me tope con algún comentario que relataba lo “difícil”, “imposible” o “para expertos” que resulta la distribución Arch, esto me llamo la atención y decidí descargarlo para comprobarlo yo mismo. La instalé y me entusiasme por intentar hacerlo andar; al cabo de un par de semanas y mucho aprendizaje, obtuve el sistema con el que me quedé desde el momento. Me encanto su simpleza, pero a su vez la capacidad que tiene para obligarme a aprender! Y que me facilitó mucho las cosas al momento de usar el servidor X11 únicamente cuando fuese completamente necesario, ya que por lo general no las uso para nada amenos que necesite un navegador web, Libreoffice, Gimp, o algún software que requiera de una GUI.

Otras de las bondades que me enamoraron de Arch fue su fantástica wiki y documentación, su gestor de paquetes pacman, que esta fenomenal y permite tener lo que quieres en cuanto lo quieres.

Esta es mi pequeña y mal redactada historia en el mundo GNU/Linux, con esto ya podré hacer publico mi aprendizaje a partir de el punto en el que estoy ahora.